Gran logro: el primer Gin hecho en La Pampa fue premiado internacionalmente

Fue distinguido con una “medalla de oro” en London Spirits Competition.

El primer Gin de origen pampeano fue premiado internacionalmente.
El primer Gin de origen pampeano fue premiado internacionalmente. Foto: La Arena

Una competición internacional que califica bebidas alcohólicas premió con la medalla de oro a un Gin hecho en La Pampa. Se trata del primero en ser de origen pampeano, el cual sorprendió al jurado de Londres y llenó de orgullo a su provincia.

“Trumpel”, el producto coronado, fue catalogado como uno de los mejores en la London Spirits Competition, un certamen que tiene en cuenta la calidad, el valor y el packaging. Obtuvo de este modo un puntaje de 93, quedando entre los primeros.

Según informaron en la página oficial del concurso internacional, el creador de esta bebida es Juan Ignacio Arias. Al volver a su pueblo natal, Quemú Quemú -ubicada al noreste provincial-, decidió crear este famoso gin con raíces ranqueles.

La inspiración para crear Trumpel, el Gin pampeano que fue premiado

“Cuando me puse a pensar en hacer este proyecto, lo primero que quise fue que tuviera una identidad local, que se caracterice por lo pampeano. Elegí el nombre porque los ranqueles le decían trumpel a la chaucha de caldén, nuestro árbol más representativo, y la chaucha particularmente, luego de molerla y tostarla un poco, tiene un sabor riquísimo, con un aroma a chocolate”, contó a LA ARENA.

El hombre, de 45 años, emigró para estudiar Licenciatura en Administración de Empresas tras terminar sus estudios secundarios. En 2002 se mudó a Cipolletti y comenzó a trabajar en YPF, hasta que emergió una venta emprendedora y lo inspiró para seguir su propio camino.

Trumpel, el Gin pampeano que fue premiado internacionalmente.
Trumpel, el Gin pampeano que fue premiado internacionalmente. Foto: Instagram: @trumpel_gin

“Primero pensé en cerveza artesanal, pero enseguida vi que había un montón y varios muy buenos, así que me enfoqué en otra cosa y apareció el gin. Empecé a buscar por internet, a instruirme y además se veía que era algo que se venía, que había un crecimiento en el consumo y la producción, de hecho en 2017 y 2018 había un puñado de marcas nacionales y hoy ya son cien”, recordó.

Para cerrar, explicó: “Arranqué con un alambique chiquito y fui probando recetas, le dediqué todo el tiempo necesario a hacer prueba y error, a pedir opinión. A mí siempre me gustó cocinar y hacer recetas, así que hice un montón, hasta que pude decir: ‘ya está, esto es’. Lo mejoré hasta el punto justo, hoy tengo tres variantes, el gin clásico, el de infusión de caldenes y uno rosado”.

Temas Relacionados