El director de Servicios Públicos de la Municipalidad de General Pico, Adrián Acosta, viajó el pasado fin de semana con su familia al balneario de Bernardo Larroudé para disfrutar de unas minivacaciones usando la camioneta oficial del municipio, que tiene la identificación institucional con el logotipo en las puertas.

El vehículo fue filmado y el video viralizado en las redes sociales. Según lo publicado en El Diario, una vecina que lo recibió expresó: “supuestamente es un funcionario municipal que se encuentra pasando el finde con su familia en el balneario de (Bernardo) Larroudé; obvio que está en todo su derecho de pasear. Lo que no me parece correcto es que lo haga en un vehículo oficial, donde los gastos del vehículo los paga el contribuyente”.

En principio no hubo información oficial, pero fuentes bien informadas aseguraron a La Reforma que una vez que tomó conocimiento de la situación, la propia intendenta Fernanda Alonso se comunicó con él para pedirle la renuncia al cargo, lo que se habría concretado horas más tarde.

La intendenta Fernanda Alonso (La Reforma)

Acosta estaba considerado como un buen funcionario y la semana pasada, mientras la intendenta permanecía aislada por haber dado positivo de Covid, había participado de una recorrida por obras en la ciudad junto al viceintendente a cargo del Ejecutivo, Daniel López.