A solicitud de las autoridades de Salud Pública y en acuerdo con los municipios, el Gobierno de La Pampa decretó el retroceso a Fase 2 para las localidades de Eduardo Castex, Victorica y La Maruja, teniendo en cuenta el aumento de contagios de coronavirus registrados en los últimos días en esas localidades.

La medida, que entró en vigencia a las 0 horas de este viernes, impone restricciones para las reuniones familiares y sociales, y para la libre circulación entre las 23 y las 7 en los ejidos locales, mientras que las actividades económicas podrán desarrollarse entre las 7 y las 22, con una tolerancia de media hora para bares y restaurantes.

En cada localidad, la circulación de personas queda supeditada sólo a casos de extrema necesidad y se deben evitar los traslados interurbanos desde o hacia las localidades afectadas.

Mientras dure la Fase 2, se establecerán guardias mínimas para asegurar la atención al público en oficinas dependientes del Ejecutivo provincial y organismos nacionales y municipales, del mismo modo que se suspenden las clases presenciales.

Por último, se insiste en la necesidad de que los vecinos actúen con compromiso, solidaridad y responsabilidad social, al tiempo que solicitan se respeten las formas, condiciones y modalidades aconsejadas y recomendaciones de las autoridades sanitarias nacionales y provinciales.