En la mañana de este martes, personal policial de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional Uno y de las comisarías Primera y Segunda realizó dos allanamientos, uno en el barrio Matadero y otro en el ARA San Juan, y en este último detuvo a Nicolás Emiliano López, de 32 años de edad, acusado de incendiar una tapicería en Santa Rosa el pasado 14 de septiembre.

López, que luego de estar siete días prófugo finalmente fue encontrado en la casa que habitan su mujer y sus hijos, es el principal acusado de ser el autor del siniestro, junto a otros dos cómplices que se encuentran detenidos desde hace una semana.

Carina Sierra, la víctima del incendio y dueña de la tapicería y de la casa que fueron afectadas, sobre la calle Mendoza al 1.300, entre Chacabuco y Pavón de Zona Norte, dijo que sabía quién había sido el autor: "es un delincuente que ya robó y mató y que tiene amenazada a mi familia. Los vecinos lo vieron cuando llegó en moto con otros dos más, rompieron el vidrio de una ventana, tiraron una botella y luego se inició el fuego", aseguró.

Carina Sierra, la víctima del incendio (Diario Textual)

Como consecuencia del siniestro, los daños a la tapicería fueron totales y el fuego afectó también la casa particular, en donde dos niños de 12 años fueron rescatados por policías y vecinos, que tuvieron que romper una puerta para retirarlos, y uno de los servidores públicos resultó con quemaduras leves en un brazo.

Sierra recordó que hizo la denuncia por la toma de un terreno que el ahora detenido pretendía usurpar y que ahí empezaron las amenazas. Además de apuntar a López, de quien dijo "mi papá le dio el apellido", también mencionó a dos personas de apellido Ponce y Sánchez, que fueron los dos primeros apresados por el hecho.