Había varios alcoholizados, cuatro menores de edad y uno se fugó pero fue atrapado.


En la madrugada de este viernes, una nueva fiesta clandestina, esta vez en la localidad de Macachín, convocó a la policía luego de un llamado telefónico anónimo a la comisaría, a cargo del subcomisario Martín Cortez, cuyo personal se hizo presente a la hora 2:15 en un domicilio de la calle Güemes.

En el lugar encontraron a 12 personas, algunos alcoholizados, y cuatro menores de edad, de 17 años, según informaron fuentes oficiales a Diario Textual. Además, había cuatro personas de Doblas que habían venido en un automóvil que les fue secuestrado.

A los demorados se les abre una causa penal acusados por violar “las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”, contemplado en el artículo 205 del Código Penal, que preve una pena de de seis meses a dos años.

Uno de los asistentes a la fiesta logró escalar un tapial y se fugó pero fue encontrado una hora después escondido en el patio de otra vivienda. Además del artículo 205, será acusado por resistencia a la autoridad.




Comentarios