Los policías fueron acusados de "apremios ilegales en concurso ideal con lesiones".


A raíz de una denuncia por la golpiza a un trabajador rural durante un allanamiento, el fiscal general de la Segunda Circunscripción Judicial, Armando Agüero, envió un oficio al ministro de Seguridad, Horacio di Nápoli, solicitando el traslado del lugar de trabajo o el cambio de revista de cuatro empleados policiales a los cuales les formalizó la investigación fiscal preparatoria, como así también al comisario a cargo.

En la audiencia de formalización realizada este viernes, los policías fueron acusados de “apremios ilegales en concurso ideal con lesiones” por el fiscal Agüero, quien pidió una rueda de reconocimiento, inspección de los vehículos policiales y dictó una restricción de acercamiento de los imputados a la víctima.

Luego de la imputación, el ministro de Seguridad le solicitó al fiscal de Investigaciones Administrativas, Juan Carlos Carola, el pase a pasiva de los cuatro efectivos policiales investigados y dispuso el traslado del jefe de la Comisaría Departamental de Telén, Rubén Buri, que se encontraba a cargo del procedimiento judicial.

Vista aérea del lugar de los hechos denunciados (Infohuella)

En la denuncia, la víctima, el puestero correntino Jorge Alberto Toledo, que trabaja en el campo El Dimoy, en cercanías de Telén, dijo que sufrió la golpiza por un allanamiento por una presunta infracción de caza de otra persona, Juan Correa.

Me golpearon en el torso y en el abdomen, luego me dejaron que respire un poco, me llevaron más adelante y me volvieron a pegar y me decían que diga que Juan Correa y yo estábamos carneando en el campo y dónde estaba el arma del hijo de Juan Correa”, declaró la víctima.

“Insistían en que Juan Correa estaba en el campo y como no podía respirar más me dejaron tirado ahí. De tantos golpes me hice caca en el pantalón“, relató en la denuncia, acompañado por el abogado Lisandro Ranocchia.




Comentarios