Aunque la puerta del regreso a Tucumán nunca se cierra del todo, Luis Miguel Rodríguez no tiene previsto irse de Santa Fe antes de tiempo. Luego de una reunión este martes, el “Pulga” está dispuesto a seguir en Colón, al menos hasta que termine su vínculo con la entidad.

El delantero fue titular el lunes ante Talleres de Córdoba y ese mismo día admitió que tenía chances de emigrar. Durante una transmisión en vivo por la cuenta oficial de la Copa Argentina, reconoció “sondeos” y hasta una oferta “concreta”, pero dejó en claro que el Negro es su prioridad.

En paralelo con los preparativos de Colón para jugar por Copa Argentina ante Cipolletti, el atacante se reunió este martes con el presidente José Vignatti para definir su situación. Además de acordar su continuidad, el directivo aspira a extender el contrato vigente hasta junio y lograr que el jugador se quede hasta fin de año.

El “Pulga” es una de las figuras del equipo dirigido por Eduardo Domínguez a los 36 años y su representante Roberto San Juan había dado por definitiva la decisión de buscar nuevo equipo. Ahora el escenario parece haber cambiado y de fondo sigue latente la posibilidad de regresar al Decano algún día.