Lejos de aquella decepción en la Copa Sudamericana de 2019, cuando desperdició la chance de remontar la cuesta en la final, Luis Rodríguez se puso la pilcha de héroe para Colón este lunes. El “Pulga” abrió la cuenta de penal ante Independiente con una definición magistral en el primer tiempo.

La definición del tucumano marcó su primera gran aparición en la semifinal de la Copa de la Liga Profesional a partir de un acierto de Diego Abal. El árbitro sancionó una mano dentro del área del defensor Juan Manuel Insaurralde, quien había bloqueado el remate de Facundo Farías.

El capitán sabalero no dudó un segundo a pesar de que enfrente tenía un especialista en atajar penales. En el minuto 21 de la etapa inicial, Sebastián Sosa intentó desconcentrar al delantero y le marcó su palo izquierdo a la espera de la ejecución, pero no logró su objetivo.

Fiel a su estilo, Rodríguez se acercó en puntas de pie a la pelota, dio un salto y remató suave hacia el palo derecho. El balón fue hasta el fondo de la red y el arquero del Rojo no pudo hacer nada, ya que se movió hacia el lado opuesto.

De esta manera, el “Pulga” convirtió el 1 a 0 para el equipo de Eduardo Domínguez y lo acercó a la final que puede darle a Colón el primer título de su historia en Primera División.