Carlos Reutemann murió este miércoles a los 79 años, luego de pasar internado varias semanas por hemorragias en el sistema digestivo. Antes de comenzar su carrera como político, fue reconocido mundialmente como piloto de Fórmula 1: las imágenes del santafesino levantando trofeos junto a sus autos y Ferraris quedaron grabadas en el recuerdo de los argentinos.

//Mirá también: Murió Carlos Reutemann: el mundo del automovilismo y la política de luto

Reutemann comenzó a brillar en las pistas en 1972. En los siguientes diez años, sumó 12 victorias y subió 45 veces al podio durante las más de 140 competencias en las que participó, llegando a compartir equipo con Nicki Lauda y Gilles Villeneuve, entre otros grandes del automovilismo.

Cada una de sus carreras era seguida de cerca por los argentinos, que lo consideraron uno de los mejores pilotos de Fórmula 1 del país y admiraban los increíbles vehículos que manejó, desde sus primeros pasos con Brabham hasta que llegó a Ferrari.

//Mirá también: “Papá se fue en paz”, así confirmó Cora la muerte de Carlos Reutemann

Los autos de Reutemann para competir en F1

  • Una de las imágenes más populares de Reutemann fue tomada en 1994, cuando ya estaba retirado pero reinauguró el Autódromo de Buenos Aires durante el Gran Premio de Argentina con una Ferrari 412 T1 V12.
La última de Reutemann en una Ferrari 412 T1 V12.
  • El santafesino tuvo una de sus victorias más emblemáticas en 1980, cuando ganó en Mónaco. Manejaba un Williams FW07B, con el que compitió entre 1979 y 1981.
Williams FW07B, uno de los autos con los que compitió Reutemann.Wikipedia
  • En 1978, ganó cuatro carreras con una Ferrari 312 T3.
Carlos Reutemann Ferrari 1978.(Bill Walendzinski) | Wikimedia Commons
  • Brabham BT44: en 1974 estuvo a punto de ganar un este vehículo en la Argentina, pero se quedó sin combustible.
Lole Reutemann y su Brabham BT44 en 1974.Automundo
  • En su primer Fórmula 1 compitió con el Brabham BT34. Fue en 1972, durante el Gran Premio de Argentina de 1972.
Brabham BT34, el primer auto con el que brilló Reutemann en 1972.Pinterest