Uno de los sindicatos que representa a médicos del sistema público de salud de Santa Fe aceptó la oferta de aumento salarial en el marco de la negociación que se abrió a fines del año pasado. La decisión contrasta con el paro de 72 horas que ratificó Siprus, la otra entidad gremial que reclamaba una recomposición.

La seccional de la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) informó que sus afiliados “aceptaron mayoritariamente la propuesta” del Poder Ejecutivo en el marco de la negociación para cerrar la actualización de haberes de 2020.

De esta forma, quienes representan a parte del personal de hospitales y centros de salud dieron por terminado el conflicto que dio lugar a varias protestas y medidas de fuerza como la que se espera a partir de este martes.

“Entre el 28 y 29 de enero se va a estar cobrando el retroactivo del aumento de diciembre y el incentivo que se abonará por única vez. Ambos depósitos estarán disponibles esos días en los cajeros automáticos”, añadieron desde Amra.

En cambio, los afiliados al Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus) iniciarán un cese de actividades de 72 horas. Mediante un comunicado, esa organización criticó a Amra por “firmar siempre propuestas a la baja”.

La primera propuesta de la Casa Gris cosechó el rechazo de ambos sindicatos al considerar insuficiente la suba de 10% con 6 por ciento de carácter remunerativo. En reunión de conciliación obligatoria, Amra llegó a un acuerdo con el Ejecutivo para añadir un incentivo que se abonará por única vez.