A partir del anuncio de Amsafe de un paro docente, el ministro de Trabajo de Santa Fe, Juan Manuel Pusineri, dijo que “el día de clase que se pierde, no se paga”. Así adelantó que les descontarán haberes a quienes adhieran a la medida de fuerza en rechazo a la oferta salarial.

//Mirá también: Amsafe rechazó la propuesta de aumento salarial y lanzó un paro

“Está claro que mientras no exista una aceptación, no se puede liquidar ningún aumento, es la lógica de la negociación paritaria”, manifestó este jueves el funcionario. De esta manera ratificó que el personal de escuelas públicas no cobrará el primer tramo del incremento del 17 por ciento programado hasta enero.

El representante del Ejecutivo provincial consideró que la oferta de un 52% de aumento anual “es la mejor que hay en la Argentina en el orden nacional o provincial”. Luego opinó que la medida de fuerza les parece “desproporcionada”.

//Mirá también: Docentes de escuelas privadas y estatales aceptaron oferta de aumento salarial

Pusineri consideró que la negativa de Amsafe se debe una “situación política” que va más allá de esta instancia de la discusión salarial. “Hay un determinado sector de la dirigencia que habitualmente no acepta ninguna propuesta. Sea 50, 60, 70, 80 o 90 por ciento, la respuesta va a ser la misma”, concluyó.

“Nosotros vamos a ratificar la oferta y a seguir dialogando. En este marco no tenemos posibilidad de mover la propuesta”, sentenció el ministro de Trabajo. En esa línea planteó que la aceptación de estatales y docentes de escuelas particulares impide considerar una mejora del incremento que también plantearon para el personal de salud.