Luego de hablar casi dos horas en el Senado de Santa Fe sobre la causa judicial que lo involucra, Armando Traferri recogió el guante de las últimas críticas que lanzó Marcelo Sain. El legislador eligió un recurso similar al del funcionario y citó dichos de Cristina Fernández de Kirchner sobre el lawfare como una herramienta para “disciplinar a los políticos”.

Previo al rechazo del pedido de desafuero en la Cámara alta, el ministro de Seguridad provincial había mencionado a la vicepresidenta como un ejemplo opuesto al del ex intendente de San Lorenzo. “Cuando tenés la cola limpia, no hay fueros que puedan parar tu ánimo para ser investigado y juzgado”, había dicho el funcionario.

Al día siguiente, el “Pipi” contraatacó y replicó parte de las declaraciones de la dirigente justicialista durante el acto partidario en el Estadio Único de La Plata. “Cuando no nos pueden parar ni en el Senado ni en la Cámara de Diputados, se van a los juzgados”, fue una de las frases que tomó prestada para disparar contra el politólogo.

En medio de esta disputa, el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, llamó a “respaldar el trabajo” de Omar Perotti al frente del Ejecutivo provincial. Durante un encuentro virtual con más de 500 personas vinculadas a la Corriente Nacional de la Militancia, el ex legislador consideró “indispensable la unidad del peronismo de Santa Fe”

“El objetivo es que cuando termine la gestión del gobernador, le entregue la banda a otro compañero o compañera”, señaló el dirigente justicialista.