La tormenta que se desató este miércoles en buena parte de la provincia de Santa Fe golpeó más fuerte en la región centro. La Empresa Provincial de la Energía (EPE) confirmó varios cortes de luz como resultado de los fenómenos meteorológicos y las fallas en la red de la compañía.

//Mirá también: Piden a la EPE que no cobre intereses a quienes acumularon deudas durante la pandemia

El temporal dejó 11 distribuidores de media tensión fuera de servicio y ese fue el principal problema reportado por la firma a primera hora de la jornada. Esta situación afectó en particular al noroeste de la capital, los barrios privados de esa zona y de Santo Tomé, así como sectores de Sauce Viejo y parte del corredor de la ruta 1.

A los inconvenientes en Santa Fe se sumaron los cortes en barrios de Rafaela, Felicia y Totoras. La EPE precisó que la intensa actividad eléctrica durante la tormenta perjudicó el funcionamiento de las líneas aéreas.

//Mirá también: Murió un operario de la EPE al recibir una descarga eléctrica

Dada la magnitud del daño, el personal de la empresa comenzó a trabajar para restablecer el suministro y aplicó el protocolo de acción para fenómenos típicos de la primavera.

Por su parte, la Municipalidad de Santa Fe informó que hasta las 8 habían caído 13,5 milímetros de agua en Alto Verde. En el centro la marca a esa hora era de 28,5 mm, casi el doble. Mientras tanto, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó el alerta meteorológico por lluvias y tormentas que afecta parcialmente los departamentos La Capital, San Jerónimo y Garay.

Desde el organismo advirtieron sobre posibles ráfagas, ocasional caída de granizo, intensa actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo. Se esperaban precipitaciones acumuladas entre 40 y 70 mm, valores que pueden ser superiores en algún caso puntual.