Todos los empleados públicos que estén vacunados con al menos una dosis contra el coronavirus deberán volver a trabajar en las oficinas, según una disposición en la que trabaja el Gobierno de Santa Fe.

//Mirá también: Este jueves paran los municipales de toda la provincia

Así lo confirmó el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, quien indicó que la disposición estará en consonancia con lo resuelto por el Gobierno nacional, que pide volver a la presencialidad a aquellos que ya hayan cumplido los 14 días desde la primera dosis. La medida está destinada especialmente para todos aquellos que gozan de una licencia de población de riesgo por ser personas mayores de 60 años o tener patologías previas.

Se excluye a embarazadas, personas con inmunodeficiencias y pacientes oncológicos y trasplantados, pero incluye a aquellas personas que tengan decidido no inmunizarse. En caso que se incumpla la modalidad de trabajo requerida, se sancionará a los trabajadores.

//Mirá también: Comenzó el paro de salud en Santa Fe a pesar de la conciliación obligatoria

“Algunos ministerios de Santa Fe ya lo están implementando como son los casos de Salud, Seguridad y Gobierno, que ya fueron incorporando gente”, indicó Pusineri a Aire de Santa Fe.