Este viernes, por segundo día consecutivo, los trabajadores de gimnasios de Santa Fe cortan el tránsito en el Puente Carreteo exigiendo flexibilizaciones en las medidas sanitarias que les permita trabajar con normalidad. La mano afectada es la que va desde Santo Tomé hacia la capital provincial.

//Mirá también: Gimnasios rosarinos tampoco pagarán impuestos ni alquileres

El corte del tránsito por el momento es parcial, pero los manifestantes sostienen que si no hay respuesta de las autoridades puede tornarse total. Están en el lugar desde las 6 de la mañana a la altura del rulo de Cilsa, detalla Aires de Santa Fe.

Ahora las protestas están del lado que une Santo Tomé con Santa Fe pero van alternando, y exigen una respuesta en el corto plazo para levantar la medida de fuerza. De no ser escuchados volverán al corte total.

El corte de este viernes es “más fluido”, detalló Rodrigo Jesuiti, uno de los manifestantes, ya que se permite que los autos avancen cada cinco minutos aproximadamente. Al mismo tiempo remarcó que la espera no es mayor a 10 minutos y denunció que un motociclista chocó a una mujer que estaba en la protesta.

//Mirá también: Cuestionan que el gobernador Perotti le diera $80 millones al club del que es hincha

Hay muchos compañeros que están cerrando”, dijo Jesuiti en medio de las restricciones por el avance del coronavirus. A pesar de que presentaron un petitorio a las autoridades para poder trabajar pero hasta el momento no tuvieron respuesta.