Adriana Cantero, la ministra de Educación provincial, defendió la polémica medida de suspender tanto las clases presenciales y virtuales la semana que viene. Y lo hizo con una frase por lo menos llamativa: “Se trata de tres días, no de la Revolución de Mayo”.

//Mirá también: En Santa Fe no habrá clases presenciales ni tampoco virtuales

“Hay papás que piden la presencialidad y que creen que tres días con tareas en casa son un drama total, pero a principio de año peleaban por los viajes de estudio, y ahí hubieran perdido cinco o seis días de clases”, manifestó Cantero a Radio 2. “Hacer el esfuerzo por mirar un poco más lo colectivo, en los tres días no se juegan más que las tareas de tres días a la distancia, no se está jugando la Revolución de Mayo”, disparó.

Para Cantero resulta muy difícil contentar a todos los padres, porque así como algunos reclaman ahora la presencialidad, otros no querían enviar a sus chicos al aula. “Sentimos que tenemos una enorme responsabilidad de conducir el sistema educativo provincial, aun entendiendo que uno no contenta a todos porque acá vamos del espectro de quienes se quieren quedar en su casa, desescolarizar los chicos y pedirnos un sistema de acreditación final de clases que no hemos trabajado, hasta los que quieren una presencialidad plena que claramente no es posible”, señaló.

//Mirá también: Coronavirus en Santa Fe: 3.554 casos y 56 muertes

También apuntó contra quienes la critican en redes sociales: “A esos padres enojados hay que decirles que para el cambio de autoridades esté el voto en un sistema democrático que hay que fortalecer. Entonces quizás debemos pensar cuáles de esos ideales nos sirve para construir una patria con derechos para todos”, manifestó.