En su primer día como ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, recibió este lunes a Omar Perotti. El gobernador señaló que Santa Fe necesita mayor despliegue de fuerzas federales para frenar la violencia. Así adelantó que esta semana esperan definir la modalidad de intervención en Rosario y otros puntos de conflicto.

//Mirá también: Omar Perotti dijo presente en la jura de los nuevos ministros nacionales

Requerimos más presencia sin dudas”, afirmó el rafaelino sobre el aporte que requiere la policía provincial para abordar uno de los principales problemas de la gestión. En esa línea también hizo hincapié en mejorar la coordinación del trabajo y anticipó: “Saldremos con un plan concreto de acción para actuar rápidamente”.

Después de la charla con Fernández, el titular de la Casa Gris decidió quedarse en Buenos Aires para mantener otra reunión de trabajo este martes con el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur. En su agenda se incluyen encuentros con con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez y el titular de la cartera de Transporte, Alexis Guerrera.

//Mirá también: Aníbal Fernández anunció que no busca renovar las cúpulas de las fuerzas federales

En materia de seguridad, Perotti consideró que esta semana será “decisiva” para abordar la cuestión junto con el Ejecutivo nacional. “Lo ideal sería que haya una sola fuerza con la suficiente cantidad de integrantes y se despliegue en el territorio”, comentó sobre la situación actual.

Por otra parte, el gobernador aludió una vez más a la “necesidad de reformar la Justicia federal” como uno de los problemas de fondo que padece Santa Fe. Mientras tanto se mostró dispuesto a “seguir con acciones de prevención y contralor”. Así concluyó: “El camino tiene que seguir profundizándose con más presencia e investigación”.