La segunda reunión en menos de 24 horas con gremios de la administración central concluyó este martes con una propuesta de aumento del 15% en ambas mesas de negociación. Además del incremento, el Gobierno de Santa Fe ofreció anular los descuentos por días de paro si ambas partes llegan a un acuerdo.

La oferta para trabajadores estatales contempla un incremento de 12 por ciento a partir de marzo y otros tres puntos desde junio. En el caso de los maestros, Amsafe informó que el ajuste no será desdoblado y se calculará a partir del salario básico, por lo que en algunos casos las subas rondarán el 17%.

Desde ATE confirmaron que se reconocerá en el cálculo la diferencia de pendiente de 2,6% sobre el sueldo anual complementario de diciembre, de modo que se completará el acuerdo paritario de 2018. Esto también está contemplado por parte del Ministerio de Educación, al igual que la cláusula gatillo para compensar un eventual desfasaje respecto de la inflación medida por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec).

"Empezamos a vislumbrar la posibilidad de un acuerdo", comentó Jorge Hoffman, secretario general del gremio que junto a UPCN puso la propuesta a disposición de sus afiliados con el objetivo de contestar este jueves. A su vez, el sindicalista subrayó que "los 24 mil pesos (de base) están garantizados" y que en agosto comenzará a reunirse una comisión de monitoreo para revisar la pauta de actualización de los haberes.