Autoridades municipales confirmaron que el pico de casos se dio en junio, tras el final de la cuarentena.


La Dirección de Mujeres y Disidencias de la ciudad de Santa Fe recibió más de mil consultas de personas que atraviesan situaciones de violencia de género desde que se inició la pandemia de coronavirus. Las mismas se refieren tanto a asesoramiento como al avance de causas judiciales.

Los resultados surgen del relevamiento de datos oficiales entre el 20 de marzo, cuando se inició el aislamiento social, preventivo y obligatorio, hasta el 30 de septiembre. En ese período, la Municipalidad atendió 1.012 consultas, con un pico de 215 en junio.

Dentro de esa cifra se incluyen tanto nuevos casos como el seguimiento mensual de distintas situaciones. En marzo se registraron 25, luego 105 en abril, 118 en mayo, 215 en junio, 204 en julio, 165 en agosto y 180 en septiembre.

La directora del área, Soledad Artigas, contó que a las personas que se comunican se les devuelve la llamada “para ver cómo están o para informar acerca de los avances en la investigación de las causas”. También asesoran a quienes requieren por ayuda social o buscan inscribirse en diferentes programas como Potenciar Trabajo o Acompañar.

La Secretaría de Igualdad y Género de Santa Fe difundió las líneas de atención para víctimas de violencia en la provincia. (@generosantafe)

La funcionaria apuntó que en los primeros meses de aislamiento “hubo una comprensión de que no se podía salir para nada, lo que también incluía las situaciones de violencia de género”. Ante ese escenario se plantearon el siguiente objetivo: “Comunicar que había un decreto presidencial que permitía que las mujeres pudiéramos movernos con libertad para poder hacer denuncias“.

Sobre el pico de casos de junio, Artigas opinó que “es un mes significativo para el movimiento de mujeres porque se habla mucho en los medios masivos a raíz del Ni Una Menos, que tiene lugar el 3 de junio, hay mucha información al respecto”.

Ayuda a comprender el crecimiento significativo de intervenciones del municipio en ese período el hecho que a partir del 8 de junio Santa Fe pasó a la fase de distanciamiento, por lo que se ampliaron los espacios de socialización en la capital provincial, que recién el 24 de junio registró un nuevo caso positivo de coronavirus tras 75 días sin contagios.




Comentarios