Insisten en evitar los límites de funcionamiento que definió Perotti ante la suba de casos de coronavirus.


En el primer día hábil tras la entrada en vigencia de restricciones a la atención comercial en la ciudad de Santa Fe, un grupo de mercantiles de la zona centro se manifestó frente a la Casa de Gobierno provincial para solicitar que los dejen trabajar sin los límites establecidos ante el aumento de casos de coronavirus, como sucede en otros puntos del distrito y en las avenidas troncales. Este domingo también hubo protestas.

El decreto 954/20 estableció que los comercios considerados no esenciales que se encuentran ubicados en la zona céntrica, delimitada por las calles Suipacha (norte), Rivadavia y 27 de Febrero (este), General López (sur) y Urquiza (oeste) solo pueden funcionar por la tarde con delivery o take away, en tanto en el resto de la ciudad pueden hacerlo en modalidad presencial.

Los comerciantes que se manifestaron se quejaban de la diferencia hecha por el municipio y se preguntaban si en un sector de la ciudad se producen contagios y en otro no.

También aseguraron que desde el inicio de la pandemia han cumplido con todos los protocolos y señalaron que necesitan trabajar para “no tener que cerrar las puertas definitivamente”.

Representantes de los comerciantes fueron recibidos por funcionarios de la secretaría de Comercio Interior y tenían previsto reunirse también con autoridades municipales, encargadas de implementar las medidas en el distrito.


En esta nota:

Economia Coronavirus


Comentarios