Hubo caravana de automóviles frente a la Casa Gris y también un corte en Santo Tomé sobre el puente carretero.


Si bien en otros puntos del país hubo manifestaciones similares en contra del Gobierno nacional, la protesta y banderazo en Santa Fe este domingo tuvo como principal componente el rechazo a la suspensión de actividades no esenciales debido a la pandemia de coronavirus.

Por la tarde, una caravana de automóviles desfiló por la Plaza 25 de Mayo y los bocinazos se hicieron oír con insistencia. En paralelo, varias personas se acercaron hasta la zona de la Casa Gris y la sede de la Corte Suprema de la provincia para expresar su descontento con las nuevas restricciones para evitar la propagación del COVID-19 en el departamento La Capital.

Como la segunda localidad afectada por las medidas, en Santo Tomé también hubo un despliegue similar y se cortó el puente carretero que conecta a la ciudad con la capital sobre la traza de la Ruta Nacional 11. Allí confluyeron comerciantes perjudicados por el decreto vigente desde este sábado.

La misma queja fue la que predominó en Santa Fe a partir de las 16 a partir de la llegada de quienes participaron en la protesta. Munidos con pancartas y banderas albicelestes, la mayoría apuntó contra la administración de Omar Perotti en medio de la emergencia sanitaria.


En esta nota:

Politica Protestas


Comentarios