Si bien el gobierno nacional estudia las alternativas para flexibilizar la cuarentena la semana que viene una vez finalizado el período de aislamiento obligatorio que se definió por decreto, la ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, reveló que su cartera trabaja para un plazo de dos meses más sin clases.

La funcionaria dejó en claro así lo que su par Nacional, Nicolás Trotta, ya había adelantado respecto de que el ciclo lectivo es de las últimas actividades que volverían a su curso normal.

"Nosotros estamos planificando para un período de 60 días más sin clases", mencionó Cantero en contacto con Radio 2, para luego aclarar: "Tenemos que proyectarnos para que las decisiones que se vayan tomando en torno a la extensión de plazos sin los alumnos en las aulas no sea una cosa espontánea".

Los dichos de la ministra no aseguran necesariamente que la suspensión se extienda por dos meses. "Si el inicio se da antes, las acciones que venimos analizando se se transformarán en otra metodología", añadió Cantero.

En lo que respecta a la educación universitaria, donde las casas de estudio se manejan con autarquía, hay realidades disímiles. Mientras la Universidad de Buenos Aires (UBA) aplazó el calendario académico para junio, la de Rosario (UNR) ratificó los tiempos definidos antes de las medidas de aislamiento privilegiando herramientas de virtualidad para el cursado y la toma de exámenes.