La Cámara de Diputados de Santa Fe aprobó este martes por unanimidad el fondo especial para afrontar la epidemia de coronavirus en la provincia. También recibió sanción definitiva la Ley de Necesidad Pública, aunque la mayoría opositora se abstuvo y Miguel Lifschitz aseguró que el proyecto compromete los próximos dos períodos de gobierno.

Tras la votación en la que sólo hubo 12 votos positivos sobre 47 legisladores presentes, el presidente de la Cámara baja advirtió que la propuesta del oficialismo "nada tiene que ver" con la emergencia sanitaria. Al respecto subrayó que implica un "elevadísimo" y "desproporcionado endeudamiento" por "más de 50 mil millones de pesos".

Los representantes del Partido Justicialista (PJ), Juntos por el Cambio y Somos Vida fueron los únicos que se expresaron a favor en el recinto ante las 34 abstenciones del principal bloque y otras fuerzas.

Lifschitz rompió un silencio de varios días luego de la votación y pasó a ocupar su banca para recoger el guante del peronismo más allá de los temas en la agenda del día. Así apuntó contra el titular de la Casa Gris y dijo: "La descalificación y el agravio hacia mi persona ha sido permanente". Sin embargo, se mostró dispuesto a trabajar "codo a codo" con el rafaelino en el comité de emergencia por el brote de COVID-19.

"No tuve la suerte del actual gobernador de sacar leyes tan importantes y de manera tan rápida", expresó el rosarino. Si bien consideró que ahora la pelota está en el campo del oficialismo, no dejó de objetar que en el debate de Legislatura, "siempre el que termina cediendo un poco más" es el Ejecutivo.