Un frigorífico de la localidad de Nelson tuvo que suspender la faena debido a que el médico del establecimiento que había trabajado en el lugar hasta el 18 de marzo pasado dio positivo en el análisis de coronavirus.

El profesional de la salud en cuestión en realidad es oriundo de Franck, a unos 40 kilómetros de Nelson. Según informó este jueves el Ministerio de Salud, el hombre "estuvo en contacto con una persona de la ciudad de Esperanza con nexo epidemiológico positivo".

Lo cierto es que hasta la semana pasada siguió concurriendo al frigorífico por estar exceptuado de la cuarentena de acuerdo a su profesión, aunque ahora que dio positivo se estableció que cumpla con el aislamiento, al igual que todos quienes tuvieron contacto con él.

Así, las autoridades de frigorífico decidieron bajar las persianas al menos hasta el 6 de abril, mientras que se ordenó el aislamiento preventivo de todo el personal.