La norma fue aprobada hace tres semanas en la Cámara de Senadores de la provincia.


La Cámara de Senadores de Santa Fe convirtió en ley una serie de modificaciones al Código de Faltas de Tránsito de la provincia, entre ellas una baja en el monto de las multas que provocó una fuerte reacción de ONGs dedicadas a generar conciencia vial, que le pidieron al gobernador Miguel Lifschitz que vete la ley. El mandatario provincial dejó en claro que no habría razones para hacerlo aunque sí se mostró abierta a algunos cambios.

“Hay pedidos de ONGs que piden vetar la ley, pero ha tenido amplio debate en la Legislatura y ha sido aprobada prácticamente por unanimidad en las dos Cámaras”, explicó Lifschitz al ser consultado en Radio 2. Sin embargo, luego aseguró que “la estamos estudiando”.

“Estamos analizando si hay algún elemento que merezca ser observado”, precisó.

A partir de la sanción de la ley, el equivalente a la Unidad Fiscal (UF), que se toma como referencia para cada multa, se hará sobre el medio litro de nafta en lugar del litro de nafta. Claro que esto se pondrá en vigencia cuando la ley sea promulgada por el gobierno provincial. 

Desde la ONG Compromiso Vial argumentaron que la norma “desvirtúa y entorpece toda posibilidad de arribar a la construcción de una política integral en materia de seguridad vial basada en la prevención, el control y la sanción”.




Comentarios