Una encargada del área de tesorería se jubiló y tras realizarse una auditoría se detectaron las inconsistencias. 


Se detectó un faltante de $7,4 millones en el Ministerio de Educación y las autoridades responsabilizan a los empleados por las irregularidades en el manejo de los fondos. Los intimaron a que presenten comprobantes o devuelvan el dinero en un lapso de 30 días.

Todo salió a la luz luego de que la tesorera, que estaba de licencia médica, decidió jubilarse. Como no se realizó el normal traspaso, se puso en marcha una auditoría y el arqueo de caja dio como resultado el faltante de esta importante suma de dinero.

“Se intimó a ocho empleados del área para que presenten comprobantes o devuelvan el dinero en un lapso de 30 días”, dijo a LT8 al respecto la responsable de la delegación local del Ministerio de Educación, Daiana Gallo Ambrosis.

En caso de que el dinero no aparezca, se les abrirá un expediente administrativo y se les iniciará una denuncia para que el caso sea investigado por la Justicia.

Gallo Ambrosis resaltó que es la primera vez que ocurre un hecho de estas características, aunque recordó que a partir de controles internos ya se había podido desmantelar una red que truchaba licencias médicas.






Comentarios