La Empresa Mendocina de Energía (Emesa) firmó un convenio con el intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, para el traslado de la báscula municipal al Polo de Servicios Petroleros que lleva adelante el Gobierno de Mendoza. 

La última fase del desarrollo de este polo será una estación de carga de gas licuado (GNL) un combustible que además de contaminar la mitad que el gasoil, ahorra 50% los costos de fletes. Mendoza ha sido la primera provincia en tener camiones que se desplazan con este combustible y forman parte del llamado “corredor virtual”, ya que no necesitan de cañerías ni infraestructura.

“Este convenio forma parte de la fase dos del desarrollo de Polo de Servicios Petroleros”, explicó el presidente de Emesa, Pablo Magistocchi. “Ahora trabajamos con el INTI y la AFIP para obtener el certificado fiscal de la báscula”, detalló.

De esta forma se podrá exportar por el Paso Pehuenche el crudo pesado de baja escala, que es requerido en Chile. “Hemos empezado a hacer con ENAP (una empresa de energía chilena) porque tienen una destiladora en Concepción y el Paso Pehuenche es muy oportuno y hace que el corredor logístico sea muy conveniente. Por lo tanto, la necesidad de tener esa báscula fiscal le va a dar, al crudo de Malargüe, la posibilidad de desarrollar un nuevo mercado, que es poder exportar a Chile el crudo pesado”, explicó Magistocchi.

“Esto trae un beneficio directo a Malargüe, porque no podemos volver a repetir lo que pasó el invierno pasado con la crisis, donde las operadoras casi querían paralizar los costos, porque justamente no podíamos ingresar petróleo en el oleoducto”, dijo por su parte el intendente Ojeda.