El domingo pasado los vecinos de Villa 25 de Mayo se juntaron a la orilla de la ruta 150 para reclamar a Edesma mejoras en el servicio.

Este domingo, los vecinos volverán a marchar por el mismo motivo, pero en esta oportunidad el escenario elegido es la plaza del distrito.

Fueron convocados a la concentración autoridades municipales y provinciales, además de responsables de las empresas de energía y de agua potable.

Las quejas contra la empresa de electricidad mendocina son varias: los vecinos señalan que la luz suele cortarse por motivos mínimos y a veces están dos días in electricidad.

Además, algunos vecinos expresaron que algunos usuarios suelen quedarse también sin agua, ya que las bombas son generadas por electricidad.

A esos problemas se le suma severos daños en la economía familiar por el quemado de electrodomésticos y el impacto negativo a los prestadores turísticos.