Enrique Ferraro, el funcionario comunal que quedo envuelto en el escándalo del plagio de la obra de Anthony Howe, aseguró que no se trató de una copia del mandala cinético del artista estadounidense.

Si bien admitió que hay “cierta similitud” para el Subsecretario de Obras Públicas la resolución de la obra es completamente diferente porque se mueve con energía eléctrica.

//Mirá también: La Municipalidad retira el mandala para “evitar conflicto” con Anthony Howe

Ferraro, el subsecretario de Obras Públicas de la Municipalidad de San Rafael, habló solamente con los canales oficiales de la comuna para salir al cruce de las acusaciones de plagio por el mandala que instalaron en el paseo Rawson.

“La verdad es que hubo un posteo de un artista que dice que es una copia (el mandala del municipio) de una obra de él, lo cual no es tal cual, si hay una inspiración, hay una cierta similitud pero la resolución es totalmente diferente”, comenzó la charla Ferraro para los medios oficiales.

El mandala en Movimiento, (izquierda) la creación de Anthony Howe y la (derecha) ubicada en el paseo Rawson.Gentileza

Según el Subsecretario de Obras Públicas la diferencia sustancial radica en que “este artista trabaja fundamentalmente con movimientos generados por el viento y como en san Rafael no tenemos vientos, fue mía la decisión de colocar un motor (eléctrico) para que esté en constante movimiento”.

El escándalo surgió luego de la presentación del mandala en movimiento en el paseo Rawson. A través de la comunicación oficial se puso de manifiesto que era una obra “mentada” por el Subsecretario y creada por la familia de metalúrgicos Cuello.

Howe se enteró por las redes sociales de la obra que estaban inaugurando en el departamento sureño y de inmediato avisó que era plagio, amenazó con un juicio por violación de los derechos de autor y por último pidió que la retiren.

Posteo de Anthony Howe denunciando el plagio.Anthony Howe

“Le comuniqué al municipio y se tomó la decisión de sacarla para no comprometer a nadie hasta tanto podamos resolverlo”, sostuvo Ferraro y luego insistió: “Me hago cargo, que la comunidad sepa que no es una copia y la gente que la realizó, la familia Cuello, tuvieron la mejor predisposición para hacerla. Quiero despegarlos a ellos de todo esto”.

De acuerdo a los dichos del funcionario, el mandala se retiró “para que veamos que no hay malas intenciones, para que se resuelva y cuando así sea volveremos a trabajar en ello”.

El funcionario de Emir Félix aseguró que tomaron contacto con el artista para “comentarle como es la situación, donde vi este tipo de escultura, y movimiento”.

Como justificación, Ferraro insistió en que “tomé parte de la inspiración de él (por Howe), como en cualquier obra que uno hace, uno mira y trata de acomodarlo y hacerlo con los recursos que tiene. Esta obra está en todas partes, es sumamente importante y pensé que para san Rafael era un atractivo que servía para toda la comunidad, nunca pensando en una copia”, explicó.

//Mirá también: Concejales pidieron explicaciones a la comuna por el plagio a Anthony Howe

Si bien no hizo mención al pedido de informes que presentaron los concejales del radicalismo en el cual buscan saber, entre otros datos, cuanto fue el costo de la obra, Ferraro solamente dijo que “no hubo fines de lucro, la Municipalidad pagó algunos materiales, otros son usados, de la planta de servicios”.

Por último se lamentó al tener que sacarla y aclaró que “si hay que modificarla se hará, una estructura diferente” para evitar los problemas con Anthony Howe.

Así presentaban el mandala del paseo Rawson