La irrupción pública del grupo piquetero Frente de Organización en Lucha (FOL) en empresas de General Alvear para pedir canastas navideñas, cayó como una bomba en el sector privado y encendió todas las luces de alarma.

Andrés Vavrik, presidente de la Cámara de Comercio de Alvear aseguró que “hay mucha preocupación en el sector empresario” tras lo que ocurrió en la mañana de este jueves en la pulpera Fénix.

El dirigente consideró que los grupos piqueteros no actúan en soledad, sino que cuentan con “apoyo de algunos sectores políticos”.

Para completar el combo, Vavrik consideró que el gobierno no se hace cargo de la situación y en cambio “pone a los empresarios como los responsables del hambre”, lanzó.

Andrés Vavrik, presidente de la Cámara de Comercio de General Alvear.

FOL, con asiento en el distrito sanrafealino de Villa Atuel, a unos 30 kilómetros de Alvear, se presentó este jueves en la pulpera Fénix e intentó ingresar por la fuerza.

Los militantes pretendían una reunión a toda costa con las autoridades de la firma, el objetivo era conseguir canastas navideñas.

Pero Fénix no fue la única que tuvo la visita de los militantes de FOL, dos bodegas y el frigorífico cooperativo también estuvieron dentro de la movida que desplegaron los piqueteros desde el inicio de la semana, aunque con menos exposición pública.

Después de la tensión que se vivió en el ingreso a la pulpera en ruta 188, el presidente de la Cámara empresaria aseguró que “hay mucha preocupación, porque estas personas manifiestan que van a hacer lo mismo en todas las empresas del departamento”.

Según Andrés Vavrik, la situación en derredor del accionar piquetero se puede explicar a partir de que “la crisis inflacionaria carcomió los planes sociales”, pero además “el Gobierno nacional, cada vez que puede, pone a los empresarios como los responsables del hambre e indigencia que hay en la Argentina”, afirmó.

Para Vavrik, no hay nada improvisado y “estos grupos piqueteros son apoyados por algunos sectores políticos, con recursos y logística”.

Como reflexión final, el presidente de la Cámara alvearense sostuvo que “la Argentina está en un punto crítico y necesitamos decisiones tajantes del Gobierno para cambiar el rumbo, antes que las consecuencias del populismo sean irreversibles”.