Después de permanecer poco más de un mes internado, murió Carlos Asat (28), el hombre que fue baleado en la cabeza por un adolescente de 13 años.

Asat fue internado en el hospital Schestakow con el proyectil alojado en la cabeza a la altura del oído izquierdo. El disparo se efectuó con una carabina calibre 22.

La causa que en su momento comenzó como lesiones con arma de fuego en la Comisaría 42, ahora mutó y se transformó en homicidio simple. Sin embargo el menor que realizó el disparo es inimputable por la edad.

Según la información oficial, al momento del incidente Asat tenía pendiente tres pedidos de captura de 2017.

El incidente ocurrió en la madrugada del domingo 31 de octubre en la zona de calle Larga Vieja y calle 1 en San Rafael.

De acuerdo a la información oficial, alrededor de las tres de la mañana del último día de octubre, Carlos estaba tomando bebidas alcohólicas con unos amigos y se dirigió a la casa de un vecino con el que tenía problemas de vieja data.

Comenzó una discusión subida de tono hasta que el adolescente decidió salir en defensa de su pare, tomó el arma, efectuó un disparo e hirió a Carlos Asat.

Durante un mes estuvo internado Asat y si bien hubo momentos en que hubo una notable mejoría, en los últimos días su condición empeoró y el jueves falleció.