Por ir a molestar a un vecino con el que tenía problemas de vieja data, terminó baleado, internado y además bajo custodia policial porque descubrieron que tenía pedido de captura.

//Mirá también: Robaron unos $2.000.000 en dos asaltos a casas de familia

Carlos A. de 31 años fue baleado por un preadolescente de 13 años y el proyectil se alojó en la zona del oído izquierdo por lo que fue internado y debía ser sometido a una intervención quirúrgica en el hospital Schestakow en San Rafael.

El incidente se produjo minutos después de las tres de la madrugda de este domingo en la zona de calle Larga Vieja y calle 1 en San Rafael.

De acuerdo a la información policial, Carlos se encontraba con unos amigos consumiendo bebidas alcohólicas y de un momento a otro se dirigieron a la vivienda de un vecino con quien arrastraban viejos problemas y comenzaron a provocar disturbios.

Mientras generaban problemas fuera de la casa, el hijo de la persona afectada, un adolescente de 13 años, tomó una carabina calibre 22 y efectuó un disparo que hirió a Carlos.

Las llamadas al 911 alertaron a la policía y cuando llegaron las movilidades al lugar se encontraron con un hombre herido.

Mientras pedían asistencia médica, el personal policía constató que la víctima en ese momento tenía cuestiones pendientes con la justicia. Según la información oficial, el herido tenía tres pedidos de captura desde el 2017.

Ante esa situación, el herido fue trasladado al hospital sanrafaelino pero con custodia policial.

Carlos A. ingresó a la guardia con traumatismo de cráneo grave producto del proyectil que quedó alojado en la cabeza, a la altura del oído izquierdo.

//Mirá también: Después de estar 18 días en terapia intensiva, murió uno de los motociclistas que chocó en Bentos y Sarmiento

En la casa donde se realizó el disparo los efectivos secuestraron la carabina que utilizó el menor.

La causa que se inició en la Comisaría 42 de San Rafael por el momento está calificada como lesiones con arma de fuego.