Una vecina de General Alvear movilizó a la Policía y también a Bomberos porque aseguró que el fantasma de una mujer violada y asesinada medio siglo atrás y le pidió que rescataron su cuerpo que estaba enterrado en la casa.

El insólito hecho ocurrió en la siesta de este martes en una casa en Pedro Goyena y Aristóbulo del Valle en el departamento del sur mendocino.

De acuerdo a la información policial, una mujer llamó al 911 y movilizó a los agentes porque dijo que vio un fantasma.

Según la denunciante, estaba en la habitación con su pareja y el espectro de una mujer mayor, con un vestido amarillo se posó ante sus ojos repentinamente.

No fue solo una aparición espectral sino que además el fantasma tomó contacto con la nueva inquilina y le contó la triste historia de cómo terminó su vida.

La denunciante afirmó que Rosa le dijo que 50 años atrás fue violada por un hermano y los sobrinos y luego la mataron. El cuerpo lo ocultaron en la casa en donde se encontraban.

El fantasma no solo atravesó el mundo de los muertos y se presentó como si nada ante la dama en la tierra de los vivientes para contar su historia, sino que pidió por favor que sacaran su cuero de la propiedad para descansar en paz.

Acto seguido Rosa se fusionó con la pared y desapareció.

Además de llamar a la policía, la mujer le avisó a una amiga y esta a su vez le aseguró a los efectivos que vio la mano del espectro.

Ante esta situación, convocaron a Bomberos que comenzaron a retirar todo el machimbre que revestía la pared donde se ocultó el fantasma y descubrieron lo que había detrás: nada más que ladrillos.