La empresa Ganancias Deportivas está siendo investigada por la justicia. El fiscal de San Rafael, Javier Giaroli, inició una causa de oficio para determinar si se trata de una estafa de tipo piramidal.

La investigación que comenzó el 1 de febrero cuenta con escaso material acumulado por el momento.

“Salvo la constancia de inscripción y algunos otros detalles, la información recopilada es poca, sabemos lo que ellos dicen solamente”, reveló una fuente judicial.

Un socio que manejaba un Uber, otro que no tenía ni casa propia y vivía con la madre y un tercero completamente desconocido, serían los socios fundadores de la firma que tuvo como capital inicial solo $21.000.

Según los cálculos actual, si la empresa partiera hoy y dejara de operar, se llevaría de San Rafael 10 millones de euros.

“Los motivos de sospecha que esto es una estafa de tipo pirámide o por lo menos que el ingreso del dinero no sale de las apuestas son muchos. Supuestamente los tipsters o expertos en los pronósticos deporticos aciertan en un 76%. Si es así, que necesidad tienen de vender ese beneficio. Si tienen el secreto para ganar podrían vivir como millonarios. Si Ganancias Deportivas encontró en los tipsters la gallina de los huevos de oro, que necesidad tienen de compartirlo con 110.000 personas que sería la cifra de asociados que tienen en total, salvo que estén haciendo beneficencia”, agregó la misma fuente.

La sociedad anónima se propagó en el mundo pero sería su centro principal de inversores Mendoza y en particular el sur mendocino.

El auge de GD son los altos intereses que paga a los participantes por el solo hecho de ingresar al sistema, un 20% mensual. Pero a su vez ponen mucho énfasis en que los actuales inversores sumen a otros adherentes al sistema con la promesa de que así incrementarán sus ingresos.

Dentro de los avances que hay en la causa Giaroli consiguió algo de información sobre los fundadores y la constitución de la empresa. Son dos españoles de los cuales se conoce que uno no tenía ni casa propia y vivía junto a la madre, reside en la localidad de Granada. El coterráneo “es un desconocido total”, remarcaron.

El tercero de los socios iniciales de la firma es un costarricense que hasta hace dos años se ganaba la vida como chofer de Uber.

La sociedad está asentada en Costa Rica desde octubre de 2020 y el capital inicial fue de 150.000 colonos costarricenses lo que equivaldría a unos $21.000 al cambio actual.

Entre las acciones que llevaron adelante desde la fiscalía sanrafelina, Giaroli solicitó la colaboración a la división Interpol de la Policía Federal para conseguir información de sus pares en Costa Rica y España sobre la empresa y los asociados principales.

Según confiaron fuentes judiciales, dos abogados que representan a la empresa tomaron contacto con la fiscalía y pidieron que hubiera una audiencia por Skype con los protagonistas principales de GD, solicitud que fue rechazada por la Procuración por cuestiones procesales.

En tanto ofrecieron documentación que respaldaría las operaciones que efectúa la empresa para hacerse delas  suntuosas ganancias con las apuestas, aunque aún no hay novedad de ello.

Acá el fin de la investigación es determinar si las ganancias provienen de las apuestas, como afirman, o se trata de una estafa que se está sosteniendo en el tiempo porque sigue ingresando gente al sistema. No se busca que revelen el secreto del éxito de como acertar una apuesta, sino que presenten los ticket o documentos de los últimos dos años que respalden esas apuestas y las ganancias, la cantidad de usuarios o inversores y cuanto invirtió cada uno. Y si presentan algo será remitido al cuerpo médico forense o la sección pericias contables para su estudio”, remarcaron fuentes judiciales.

Puede ser una estafa de proporciones bíblicas

El boom de obtener dinero sin esfuerzo llevó a muchos vecinos a vender lo mucho o poco que tenían para invertir en Ganancias Deportivas.

El auge es tal que también “hay gente que tiene un negocio y atiende por la mañana y a la tarde coloca un cartel de no atiendo porque estoy con ganancias deportivas. Negocios en San Rafael que sacan la marquesina de GD entonces es un negocio de tal rubro y también una oficina de GD”, confiaron fuentes judiciales.

También tomaron conocimiento que hay “agencias de autos que publican que invierten el dinero de la venta en GD o abogados que a sus clientes cuando han tenido una indemnización laboral los han metido en GD, y ha sido sistemático”.

“Si se trata de una estafa y explota va a ser de proporciones bíblicas. Si es una estafa, apunta a entrar en la historia como de la más grande en el país”, comentaron.

“Acá solo en San Rafael se llevarían unos 10 millones de euros”, dijeron.