Con más de 60 testigos comienza este miércoles el tercer juicio por el abuso sexual seguido de muerte de Paula Toledo. El crimen de la joven de 19 años ocurrió en octubre de 2003.

En esta oportunidad, en el banquillo de los acusados estará solamente Marcos Graín, ya que el resto de los sospechosos en aquel momento, los hermanos Víctor y Alejandro Echegaray e Iván Gauna, fueron alcanzados por el beneficio de la prescripción de la acción penal, porque eran menores cuando se cometió el asesinato.

La muerte de Paula, 17 años atrás, significó un verdadero escándalo judicial en San Rafael, no sólo por la demora en su resolución sino principalmente porque el crimen fue investigado de forma abiertamente negligente.

Entre las falencias que hubo no se recogieron pruebas fundamentales de la escena de crimen –la chica fue torturada con cigarrillos y no se resguardaron las colillas-, se desecharon muestras de semen y sangre y hasta se llegó a lavar el cuerpo de la joven antes de que se terminara la necropsia.

Por eso en la jornada inicial se espera con ansias la declaración del médico forense Francisco Talio, hoy de 85 años, quien participo de la autopsia. También estarán Sergio Narváez, actualmente a cargo de Policía Científica, Brian Toledo, el hermano de Paula y la madre de la víctima, Nuri Ribotta.

El juicio que comienza este miércoles a las 9 de la mañana se extenderá por unas dos semanas. Marcos Graín, el acusado ya está en San Rafael y quedó alojado en la casa de un familiar.

Esta es la última chance que tenemos para buscar Justicia por el crimen de Paula Toledo. Vamos a intentar cambiar la carátula de abuso sexual seguido de muerte por homicidio agravado ya que no podemos pedir la figura del femicidio que se impuso en el 2014, once años después del asesinato de Paula”, dijo a FM Vibra, Celeste Marchetti, compañera de Guillermo Rubio, abogado de la familia.

“De acuerdo a lo que tenemos en el expediente para nosotros hay pruebas suficiente para condenar a Marcos Graín”, agregó la letrada.

En 2006 se realizó el primer debate por la muerte de Paula pero los acusados salieron libres por el beneficio de la duda. Un segundo juicio se realizó en 2011 pro las fallas en la instrucción de la causa fueron suficientes para que Graín salga libre, otra vez.

La familia presentó un recurso de nulidad y la Suprema Corte de Mendoza falló a favor habilitando el nuevo debate. Sin embargo en el fallo dejaron fuera a los acusados inicialmente por la prescripción de la causa (eran menores de edad) y solo habilitó el juicio contra Graín.