Con solo notar algo extraño, un vecino llamó al 911 y marcó la diferencia. Los efectivos policiales lograron recuperar una moto que había sido robada días atrás.

//Mirá también: Tiempo bueno y soleado en el sur mendocino

Minutos antes de la una de la madrugada de este lunes, un vecino en Pasteur al 400 se dio cuenta de la presencia extraña de dos personas que intentaban arrancar una moto y de inmediato llamó al número de emergencias y solicitó la presencia policial.

Al arribo de los efectivos los delincuentes escaparon corriendo y abandonaron la moto en un pasillo a oscuras.

En un breve recorrido por la zona, los agentes lograron dar con el vehículo a medio esconder. Era una Guerrero 110 cc que estaba denunciada como robada.

//Mirá también: Una peluquera sanrafaelina confecciona pelucas para donarlas a pacientes con cáncer

Los efectivos trasladaron la moto hasta la Comisaría 8 y quedó a resguardo hasta que identifiquen al propietario legítimo ya que el vehículo no tenía patente ni documentación.