Los gestos racistas del alvearense Leonardo Ponzo en Brasil le costaron a Boca 30.000 dólares de multa.

Así lo confirmó la Conmebol el lunes cuando dio a conocer la sanción por la actitud del hincha de General Alvear durante el duelo de ida ante Corinthians por la fase de grupos de la Copa Libertadores.

En el comunicado que emitió el ente que regula el fútbol sudamericano indicaron que la sanción corresponde a la infracción a los artículos 9 y 17 del Código Disciplinario, y además aclara que si el conjunto de la Ribera vuelve a incurrir en una situación similar se aplicará un castigo mayor por reincidencia (artículo 31).

Los movimientos de Ponzo en Brasil simulando ser un mono. Foto: Captura de pantalla

La actitud de Ponzo que le valió a Boca Junior una sanción de 30.000 dólares ocurrió el 26 de abril. En el entretiempo, el hombre que vive en el distrito de Bowen en General Alvear comenzó a realizar gestos simulando ser un mono. Las cámaras de seguridad del estadio lo filmaron y fue detenido inmediatamente.

Ponzo pasó esa noche en una comisaría brasileña y al día siguiente recuperó la libertad pero tras pagar una multa equivalente a unos 600 dólares.

Además fue sancionado con un impedimento para asistir a los estadios en Buenos Aires de 24 meses.