Se cumplen tres años del peor accidente vial en el sur mendocino. Murieron 15 personas y hubo 21 heridos.


El 25 de junio de 2017 San Rafael sería el escenario del mayor accidente vial que conoció el sur mendocino, el choque y vuelco de un colectivo con un contingente del estudio de danzas Soul Dance de Grand Bourg, Buenos Aires, integrado por niños, adolescentes y algunos adultos.

Al cumplirse tres años de aquella tristemente recordada tragedia de La Cuesta de los Terneros en la que murieron 15 personas (14 pasajeros entre ellos niños y el chofer) y otros 21 viajeros resultaron heridos varios con secuelas de por vida, la Municipalidad sanrafelina realizó un pequeño homenaje.

Para mantener presente la memoria de las víctimas de aquel episodio negro en la historia vial del departamento, iluminaron con una forma distinta y especial la rotonda del Mapa, un derivador altamente transitado en el ingreso oeste a la ciudad. El detalle lumínico comenzó en la noche del miércoles y permanecerá durante todo este jueves.

El nuevo aniversario de la tragedia de la Cuesta de los Terneros llega en medio de una batalla judicial ganada para los familiares de las víctimas. La Corte mendocina confirmó las imputaciones por homicidio culposo agravado para Marcia Graciela Villagra y su esposo Jorge Franco Pinelli y la causa contra ambos sigue adelante.

La defensa de la dueña de la empresa de transporte y el hombre que era el segundo chofer del colectivo y padre de Damian Pinelli, el conductor que murió en el vuelco, había solicitado el sobreseimiento en la causa, sin embargo el máximo tribunal de Mendoza rechazó el pedido.

Desde el accidente, los familiares de las víctimas insistieron en que además del chofer, tanto Villagra como Pinelli padre también eran responsables por poner en la ruta un colectivo que no reunía los requisitos técnicos mecánicos ni legales para circular (estaba dado de baja desde diciembre de 2016). Además presentaron la hipótesis de que en el momento del vuelco, Jorge Pinelli era el que conducía y no su hijo que murió aquel día.

Recordatorios

Entre los homenajes que cada año hay a las víctimas de la tragedia de la Cuesta, en 2018 realizaron un festival de danza en el teatro Premier, en plena calle Corrientes en Buenos Aires.

En 2019, familiares viajaron a San Rafael y en el sitio del vuelco fatal pintaron estrellas amarillas y le impusieron el nombre de Curva de Los Ángeles.

En este 2020, la Municipalidad se sumó al recordatorio de las víctimas con la iluminación especial de la transitada rotonda del Mapa.




Comentarios