El incidente doméstico ocurrió en el mediodía del miércoles. Habría estado jugando con alcohol y un encendendor.


Un accidente doméstico terminó con niño de ocho años internado en terapia intensiva en el hospital Schestakow por quemaduras graves.

El incidente ocurrió el miércoles al mediodía en una vivienda en callejón Iguazú y Los Pioneros en San Rafael.

Según fuentes policiales, el pequeño estaba al cuidado de la abuela de 70 años y de un momento a otro se perdió de vista hasta que los gritos de desesperación la alertaron de lo que estaba pasando.

Aparentemente el niño estaba jugando con alcohol y un encendedor cuando se produjo el accidente.

De acuerdo a la información oficial, el niño fue trasladado al hospital de San Rafael y quedó internado en la unidad de terapia intensiva con quemaduras en el cuerpo.




Comentarios