Se realizaron diversos allanamientos en la ciudad y en distintos barrios del conurbano bonaerense, en los que se secuestró cocaína y marihuana. 


Los Beiro son los principales implicados en esta causa, de los cuales tres miembros de la familia se encuentran detenidos en la Unidad Penal Nº 3, lugar donde también se comercializaba droga. En el marco de los detalles que se dieron a la prensa del operativo “Bocha Blanca”, el fiscal general de San Nicolás, Dr. Juan Tanús, indicó que se investigarán las responsabilidades de los funcionarios penitenciarios.

“Las mujeres pasaban entre sus genitales la droga que luego era vendida por los hermanos dentro de la cárcel”, puntualizó el fiscal Patricio Mugica Díaz, titular de la UFINº 1, en diálogo radial. Además, sostuvo que la situación viene de larga data, por lo que no descarta que se que realicen actuaciones sobre el personal o ex directivos. La banda tenía aceitados los mecanismos para que la droga fuera pagada extramuros.

En un año y medio de investigación, se realizaron 32 allanamientos que arrojaron 21 detenidos, tres demorados y un prófugo. Y se secuestraron 8 kg de cocaína pura, 33 kg de marihuana, 29 plantas de cannabis, seis balanzas de precisión, 13 armas de fuego, diez automóviles, tres motos, 60 teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Los mismos fueron ejecutados tanto en San Nicolás como en domicilios de Villa Fiorito, Lanús, Villa Las Achiras, Dock Sud, Ingeniero Maschwitz y la Villa 1-11-14. Por su parte, Tanús manifestó su preocupación porque mucha información se había filtrado, por lo que tuvieron que adelantar las requisas antes del tiempo estipulado.

“Es muy difícil trabajar cuando funcionarios públicos, ya sea de la unidad penitenciaria como de la policía tienen relación directa con este tipo de negocios”, remarcó, a la vez que puntualizó que la banda tenía conexión con narcos internacionales. “Importaban cocaína de Perú y la fraccionaban en la provincia”, cerró. 






Comentarios