Este martes se cumplieron 10 años de una de las tragedias más impactantes y recordadas de la historia de San Luis. Muchas chicas pudieron hablar sobre lo sucedido y contar sus vivencias, pero otras, directamente, no pudieron hacerlo.

// Mira también Quines: investigan un robo de más de 1 millón de pesos

Victoria Bentivegna, quien hoy tiene 20 años y estudia odontología en Córdoba, fue una de las sobrevivientes de aquel accidente. En el día de ayer, aniversario del hecho, ella confesó que, por la angustia que sintió, no pudo hablar de lo sucedido o de cómo se sentía.

Victoria Bentevigna, sobreviviente de Zanjitas

Aquel 2 de noviembre de 2011, Victoria no sólo fue una de las que estuvo en el colectivo que fue impactado por el tren, sino que, allí mismo, le tocó perder a su mejor amiga.

“Ayer me la pasé pensando y recordando a mi mejor amiga, Daira. Siento que ella fue quien me dio la fuerza para pararme al otro día.

Tengo un sobre lleno de cartas de ella, lo tengo guardado. Ayer di mil vueltas para abrir esos recuerdos y terminé sin abrirlo. Siento que todavía me da un poco de angustia.

Anduve así, fingiendo estar bien, cuando sé que tengo totalmente permitido darme el lugar para recordar y para llorar”, contó “Kiki”, apodo con el que muchos la conocen, a Vía San Luis.

Victoria junto a Daira

Sensaciones

Más allá del recuerdo de su amiga, hoy Victoria pudo reflexionar acerca de su experiencia.

“Ayer, pensando mucho en cómo vivo este recuerdo, caigo en que quizás hay muchas cosas que me faltan para poder superar esto, o que tal vez es algo que no debo superar del todo, porque me va a acompañar el resto de mi vida.

Sé que fue algo clave en mi vida y que, lo único positivo que tengo para rescatarle, es que me hizo madurar con respecto a la visión que tengo hoy sobre la vida”, relató.

Etapas

Además, en el correr de estos 10 años que pasaron, contó que atravesó 2 etapas muy marcadas en su vida.

“Hubo una primera etapa, la más larga de todas, que fue hasta hace poco, en que creí y llegué a asegurar que había superado una gran parte de todo lo que había vivido, sobre todo porque sentía que tenía la fuerza suficiente para cargar con todo ese peso sola, habiendo tenido 10 años.

Pero hoy, con 20 años, me doy cuenta que eso no existe, el tener la capacidad de poder cargar con algo tan grande como fue el accidente que tuvimos; y que tampoco debía haber sentido la obligación de hacerlo sola. Quizás debería haber optado por recibir ayuda”, reflexionó.

Victoria junto a Daira

Responsabilidades

Esta dificultad para hablar acerca de lo sucedido, Victoria se la atribuye a que, tanto a ella como a otras chicas que sobrevivieron al accidente, lascallarondurante mucho tiempo.

“Siento que nos callaron mucho, desde un principio, en el colegio, cuando éramos chicas. Y como éramos chicas, seguíamos al pie de la letra todo lo que nos decían. Y creo que eso es lo que hoy está saliendo a la luz un poco.

Por esto es que creo que nos cuesta un poco ordenar en nuestra cabeza qué pasó y qué sentimos, porque tenemos cosas guardadas y mil cosas para decir, pero no sabemos por dónde empezar”, contó.

// Mira también Federal A: echaron al DT de Estudiantes de San Luis

Pero, más allá de lo sucedido, Victoria confía en que todo lo malo que le tocó pasar, se revertirá.

Todo lo malo y lo feo que viví, en algún momento de la vida, confío, en que se va a transformar en algo positivo. O al menos eso espero, así tiene que ser”.