Este jueves, Mauricio Ortíz fue detenido por llevar postes en la parte trasera de su vehículo. Se encontraba trabajando, ya que se dedica a alambrar campos y recién había terminado su labor cuando lo Policía lo detuvo por ello. Esto ocurrió en la localidad de Nueva Galia, en el sur de San Luis.

// Mira también Elecciones: Juntos por el Cambio deberá cambiar el color de su boleta

La víctima del presunto abuso y maltrato policial, acusó que estuvo 24 horas encerrado en una celda desnudo. Además, aseguró que, por las patadas que le dieron en el oído izquierdo, perdió la audición y espera que lo atienda un especialista para saber si podrá recuperarla.

Este trabajador rural realizó la denuncia y apuntó contra 2 efectivos de la Comisaría N°20 de Nueva Galia.

El pasado 14 de octubre, Mauricio Ortíz había terminado de trabajar y, por la tarde, regresaba a su casa en Nueva Galia cuando la Policía frenó su marcha.

Los efectivos advirtieron que llevaba unos postes en la parte trasera de su camioneta y que no podía hacerlo. “Me dijeron que los acompañe hasta la Comisaría para labrarme un acta”, contó Ortíz.

“Al llegar, me hacen esperar en una sala y luego me llevan al Hospital de Nueva Galia y una doctora me revisa”, continuó.

Después de regresar a la dependencia policial comenzó el ataque, en el que lo tiraron al suelo, le pegaron una patada en el oído, otra en la cara y le gritaban “por qué andas con palos si sabes que está prohibido”, según pronunció.

De acuerdo a lo relatado por la víctima, los agravios continuaron durante las 24 horas que estuvo privado de la libertad. “Los oficiales que me agredieron son David Ríos y Gonzáles. Ambos me dejaron toda la noche desnudo en la celda y no le avisaron a mi familia sobre mi detención”, sentenció.

Como si fuera poco, después de hacerle pasar una noche fatídica, los efectivos lo amenazaron: “Que me vaya a mi casa y que no diga nada porque si no me van agarrar nuevamente a palos”.

// Mira también La fibra óptica llegará a 11 localidades de San Luis