Este jueves, el padre de las 2 hermanas que encontraron en el Barrio Moneñor Di Pasquo en estado de abandono y hacinadas, fue citado a declarar en Tribunales. Hugo Iglesias habría tenido por años a las jóvenes encerradas en un cuarto sin comida ni los cuidados necesarios, ya que ambas presentan cierto retraso madurativo.

// Mira también Coronavirus: se detectó un brote de casos en Villa de Merlo

Natalia Giunta, la jueza de Familia, Niñez y Adolescencia 1, tuvo este miércoles una audiencia con una de las hermanas rescatadas. Tras la misma, dispuso una serie de medidas, entre ellas, una restricción de acercamiento del padre a las jóvenes, y libró una orden para que los familiares que ahora están a cargo de ellas puedan recibir una ayuda económica.

Hugo Iglesias, en teoría, tenía a su cuidado a estas jóvenes, más allá de que días atrás había declarado en una sede policial que la madre de las chicas las había abandonado al poco tiempo de nacer.

La magistrada tuvo el encuentro por la mañana con Jessica, de 24 años, la muchacha que pudo escapar de la vivienda ubicada en Elpidio González al 900 para pedir ayuda.

La jueza informó que recibió también a Valeria y Brenda Strug, primas de las damnificadas, quienes se han hecho responsables de ellas desde que se conoció la situación.

Además, comentó que Lourdes (23), la otra víctima, no pudo asistir por una complicación digestiva producto de la mala alimentación que tenía. “Vivían peor que un perro. Ellas mismas contaron que el padre las alimentaba solamente con cáscaras de verduras o sobras de comida”, exclamó Strug.

// Mira también Fuerte enfrentamiento entre la oposición y el oficialismo en Cámara de Diputados