Dante está cerca de cumplir 4 años y padece autismo. Su mamá, Yesica, se encontró con una inesperada noticia al enterarse que desde la Escuela Olga Ester Sarden de Villa Mercedes, le informaron que, para que pueda comenzar el jardín, debe estar acompañado sí o sí por un ayudante terapéutico.

Si bien la institución pide como requisito a todas y todos sus alumnos con discapacidades que sean acompañados por un profesional, Yesica señaló que su obra social no cubre esta petición.

Lo grave es que Dante, además de padecer este trastorno, tiene retraso global del desarrollo, trastorno del lenguaje, trastorno negativista desafiante, trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

El autismo es un trastorno neurobiológico que se manifiesta durante los tres primeros años de vida.

Además, al sufrir de “autismo severo” (de un 86 por ciento), se hace daño a sí mismo. Según explicó su madre “ahora ha parado un poco de golpearse, pero se tira con las rodillas y grita todo el tiempo”. Por ello, el niño está medicado.

Los problemas con la Obra Social

“Yo lo quise afiliar el año pasado a Dante. Fui a Dosep y me dijeron que no lo hiciera porque me lo iban a descontar, hasta los 18 años no lo iba a poder sacar de la obra social y que no me iba a servir para nada”, expresó Yesica en entrevista radial a FM La Bomba.

“Pero ayer tuve reunión con la directora de la escuela y que ella tiene niños que Dosep les cubre”, añadió la mujer.

Por toda esta situación, piden urgentemente a la Obra Social ayudar a encontrar una solución a esta mamá que está en estado de desesperación.

Fuente: FM La Bomba