En lo que va de la semana, la Policía de San Luis desactivó dos fiestas clandestinas y les inició una causa penal a más de 40 personas que no respetaron las medidas de restricción dictadas por el Gobierno Provincial para detener los contagios de la segunda ola.

//Mira también El gobernador Rodríguez Saá confirmó que San Luis no comprará vacunas

La brigada investigativa Covid-19 realizó un operativo el martes en una vivienda de la manzana 391 del barrio 136 Viviendas. En el lugar se estaba llevando a cabo una fiesta clandestina donde se identificaron 13 personas mayores de edad y 3 adolescentes entre 16 y 17 años, quienes quedaron a disposición del juzgado de turno.

La reunión clandestina fue descubierta cuando realizaban “recorridos de prevención, y escucharon música a alto volumen en una vivienda, donde se observó la presencia de varias personas sin respetar los protocolos sanitarios y las restricciones de horarios vigentes”, según informaron al sitio de noticias El Chorrillero.

La brigada investigativa Covid-19 desactivó dos fiestas clandestinas.

Luego de identificar a las personas que habían asistido, los efectivos iniciaron un sumario por la infracción 205 del Código Penal.

La misma brigada identificó en la madrugada de este lunes una reunión con varias personas que no estaban respetando los protocolos sanitarios vigentes en una vivienda de la calle Ayacucho de la capital puntana.

//Mira también El 75% de los estudiantes concurren a clases presenciales en San Luis

En el operativo se identificó a 25 personas, entre ellas mujeres y hombres mayores de edad y un adolescente de 17 años. Las fuentes indicaron que “en la vivienda se escuchaba música a alto volumen y se observó la presencia de varias personas sin respetar los protocolos sanitarios”.