Colo Colo (Chile) aseguró días atrás que iba a comprar de manera definitiva al futbolista puntano Pablo Solari. El problema fue que Talleres de Córdoba, dueño del pase, asegura que quiere recuperar al goleador de 20 años porque consideran que solamente fue cedido.

De esta manera, el joven delantero oriundo de Arizona que se convirtió en una de las figuras del elenco chileno en este último tiempo, quedó sumergido en una situación polémica.

Colo Colo tiene una opción de compra que va a ejercer. Hay conversaciones. Solari costaba cero pesos cuando estaba en Talleres. No lo vamos a dejar salir. Queda plazo para ejercer la opción. Los contratos hay que honrarlos”, expresaron desde el club chileno.

Pero la decisión no solo depende de Colo Colo y Solari. Talleres asegura que envió al jugador a préstamo y que ya se encuentra en consideración para el armado del plantel cordobés de la temporada 2023.

Pablo Solari

Según el club de la capital del país trasandino, el contrato por cesión de Solari contempla una opción de compra por el 50 por ciento de los derechos económicos del delantero. El monto por ello sería de 750 mil dólares.

En el club chileno dan prácticamente por hecho que, una vez abonada esa cantidad, podrán retener al jugador.

Solari disputó 35 partidos en Colo Colo y anotó 5 goles en Primera División.

Talleres, en cambio, considera que ese pago asegura apenas la distribución equitativa de las utilidades en caso de una eventual transferencia futura. Además, le pone un alto valor al otro 50 por ciento del pase para que Colo Colo no pueda retener al jugador que ahora estaría tasado en 3 millones de dólares.