La semana pasada Alberto Rodríguez Saá realizó una entrevista con el actor Dady Breiva donde habló sobre los supuestos cuidados que toman los docentes cuando están fuera de las aulas. “El docente que es población activa también participa en juntadas, no se cuidan y el coronavirus circula”, fueron las palabras que utilizó el gobernador para justificar la suspensión de clases en la provincia.

//Mira también Un periodista puntano denunció al gobierno de Rodríguez Saá por violar la libertad de pensamiento y expresión

Como consecuencia, los educadores brindaron su perspectiva mediante un documento. “Nuestra preocupación viene creciendo hace varios meses, porque fuimos capaces de anticipar el colapso sanitario mientras el ministro de Educación (Andrés Derchmekoff) de su Gobierno y los sindicatos que dicen representarnos, firmaban la vuelta a la presencialidad, en febrero de 2021, sin habernos consultado”, plantearon.

Por otra parte, el gobernador Rodríguez Saá había acusado a los trabajadores de la educación de “pasar el vaso” y “tomar mate”. “Ahí está la gran cuestión, no es el comerciante ni tampoco en el sistema escolar”, sentenció el mandatario puntano.

“En nuestras ‘juntadas’, virtuales por cierto, tratamos de coordinar, integrar, organizar nuestras planificaciones y proyectos para llegar a los alumnos de la mejor manera posible”, remarcaron.

En el archivo enumeraron las diferentes faltas que enfrentan los estudiantes de la provincia: WhatsApp, plataforma, fotocopias y cuadernillos. “Porque la mayoría de los alumnos que asisten a la escuela pública no tiene garantizado el acceso a la conectividad”, aseguraron.

“Garantizamos con nuestros magros salarios, por usted impuesto, la conexión a internet, equipos, material pedagógico. Porque nadie como nosotros conoce la realidad de las familias que, por no tener salarios dignos, en algunos casos, trabajo en otros, no pueden comprar, renovar, arreglar computadoras, tampoco celulares”, agregaron.

Alberto Rodríguez Saá gobernador de la provincia de San Luis.

“¿Tiene conocimiento que hemos extendido nuestra carga horaria y laboral desde el momento mismo que se nos impusieron las clases presenciales/ virtuales a la vez, sin que por ello hayamos percibido un incremento en nuestros haberes?”, le preguntaron al gobernador.

Los docentes autoconvocados se explayaron sobre la realidad que viven los funcionarios del Gobierno a diferencia de la de los alumnos y maestros en las escuelas. “Trabajan en lugares calefaccionados, cómodos, hasta lujosos algunos de ellos”, puntualizaron sobre los primeros, y añadieron en relación a estudiantes y docentes: “Estamos en escuelas deterioradas, con falta de mantenimiento, donde además tenemos que soportar el frío”.

Lamentaron “enormemente la falta de reconocimiento del primer mandatario a la labor desarrollada por el sector docente que puso el cuerpo en las extensas horas de trabajo y el alma para continuar el dictado de clases a como diera lugar”. Por ello, sostuvieron que el único fin fue “impartir educación y contención a niños y jóvenes en un momento tan difícil y frente a una pandemia no controlada”.

“Repudiamos el hacernos responsables de los contagios, porque hemos sido muy cuidadosos en el cumplimiento de protocolos, ya que no solo estaba en juego la salud y la vida de estudiantes, sino también la nuestra, desde el momento en que no hemos sido todos vacunados”, indicaron.

//Mira también Un militar falleció en la puerta de un hospital de Villa Mercedes por coronavirus

Para concluir señalaron que “constituyen un menosprecio y agravio a todos los docentes, a la vez que pone al descubierto un total desconocimiento de la realidad educativa”.