Este martes, Jorge Pinto, juez Penal de Santa Rosa del Conlara, ordenó el llamado a indagatoria de A.D.A., la joven de 20 años que dio a luz en su casa en Villa de Merlo y dejó a su beba abandonada.

En un principio, se había dado a conocer que la bebé había sido depositada en un cesto de basura. Pero nuevas versiones indicaron que la madre habría parido en el baño, dejando a la recién nacida en la ducha del recinto.

Hospital “Madre Catalina Rodríguez” en la Villa de Merlo, San Luis.

Este lunes se informó que el estado de salud de la beba poco a poco mejora. Si bien sigue en terapia intensiva en un hospital de la ciudad de San Luis, los profesionales del centro médico dijeron que evoluciona favorablemente y, si continúa así, podría pasar de terapia intensiva a una sala de cuidado común.

La nena está con requerimiento de oxígeno, sin respirador, pero aún necesita el aporte cada tanto”, informaron desde la Maternidad “Doctora Teresita Baigorria”. “Todavía no hay fecha para el alta médica, pero presenta una buena evolución. Son bebés cuya evolución es dinámica, cada pasito es un logro”, añadieron.

Maternidad "Teresita Baigorria" de San Luis

A la par de esta buena noticia, la criatura pasó a tener un nombre: personal del Registro Civil provincial le tramitaron un DNI y la bautizaron como Milagros.

“Trabajamos para registrarla lo antes posible porque no tiene partida de nacimiento. Y esto permitirá identificarla en los trámites que demanda su hospitalización”, comentó Darío Rosas Curi, quien había adelantado que el segundo nombre y el apellido de la pequeña serían A.A., como su madre.

Cómo fue el caso y los progresos del mismo

De acuerdo fuentes policiales, el miércoles pasado, A.D.A. se presentó en la guardia del Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, de Villa de Merlo. En ese momento, y en un estado de nerviosismo, la joven de 20 años le había dicho al personal del centro médico que acababa de tener un aborto en su casa y que el cuerpo sin vida de su hija había quedado en la ducha.

La mujer les entregó las llaves de su domicilio a los policías y, de inmediato, los efectivos, en compañía de los paramédicos del Sempro, fueron hasta dicha vivienda. Una vez allí, comprobaron que la criatura, de 36 semanas de gestación, estaba donde su madre les había referido, pero viva.

La beba tenía hipotermia y severas complicaciones, por eso fue trasladada a la Maternidad ‘Teresita Baigorria’”, precisaron desde la Policía.

En la casa, personal de la Fuerza no encontró documentación que diera cuenta del embarazo de la joven, ni siquiera un chequeo médico hecho en el período de gestación.

El viernes, mientras Milagros, la beba, continuaba internada y en estado crítico, su madre recibió el alta médica. El juez ordenó que le practicaran un estudio psicológico y psiquiátrico. A su vez, un médico forense le realizó un examen ginecológico, cuyo resultado sería oportunamente elevado a Pinto.

El magistrado también dispuso la realización de una encuesta socioambiental y colateral para recolectar datos sobre las condiciones de vida de A.D.A. y su entorno.

Mientras tanto, el teléfono celular de la joven ya fue enviado al Departamento de Investigación de Delitos Complejos del Poder Judicial de San Luis, para revisar si tiene contenido relacionado al embarazo.