Durante la noche del viernes, delincuentes ingresaron a la casa de Emilio Cortez, un fotógrafo puntano y se llevaron todos sus equipos de trabajo.

// Mirá también: Detuvieron a un policía que se dedicaba a delinquir en San Luis

El hecho sucedió alrededor de las 20:30 cuando el hombre se fue a su trabajo, en un bar de la ciudad, y que cuando regresó cerca de las 23:30 encontró que habían roto la puerta principal de su casa.

Se ve que no pudieron con la cerradura entonces la golpearon a patadas o con un garrote la parte de abajo y entraron por ese orificio”, dijo Cortez en declaraciones a El Chorrillero.

Los delincuentes se llevaron un dron DJI Phantom 3 Advanced con una mochila negra y dos baterías, una cámara Canon T6i con lente de 50 mm, un monitor AOC de 18.5 sin base trasera, ni cables, un televisor LCD Phillips de 32 pulgadas, un micrófono Samson R21S, una notebook Toshiba de color negro y otra notebook MSI con el cargador.

// Mirá también: Un joven de 15 años perdió un ojo luego de que lo atacaran a cadenazos

Los efectivos al llegar al lugar entrevistaron a los vecinos, pero solo uno de ellos dijo haber escuchado “un golpe muy fuerte”.

“Me dejaron sin piernas, justo ahora que iba a retomar mi trabajo en septiembre. Ahora tengo que replantearme cómo sigo”, agregó.

El hombre radicó la denuncia en la Comisaría 6° y apeló a la solidaridad de todos los puntanos para poder recuperar sus elementos de trabajo.