Controlan alrededor de 40 locales por día.


En la búsqueda del gobierno provincial de extremar los cuidados y precauciones para la prevención de los contagios por COVID-19 entre los puntanos, la Dirección de Comercio y Defensa del Consumidor continúa con los controles para asegurar el cumplimiento de los protocolos con todas las medidas sanitarias necesarias para evitar el virus. Por día, el personal de esa cartera gubernamental inspecciona a unos cuarenta locales comerciales de las ciudades más grandes.

Según explicó el titular de Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz, durante la última semana encontraron unos 25 incumplimientos, de los que el 80% se detectó en negocios de Villa Mercedes, mientras que el 20% restante de las faltas fueron en la ciudad capital.

“Si hacemos una comparación con los últimos días del mes pasado las faltas bajaron, es evidente que los comerciantes tomaron consciencia y comenzaron a cumplir con los protocolos. En San Luis influyeron mucho las inspecciones intensivas el fin de semana anterior, aunque en Villa Mercedes labramos más de veinte actas”, indicó Montiel Díaz.

Además, el funcionario dijo que las recorridas de los inspectores son durante las mañanas, aunque también hacen controles espontáneos cuando reciben una denuncia, en su mayoría a través de llamados telefónicos anónimos, sobre incumplimientos del distanciamiento social en locales específicos.




Comentarios